Crónica Actividad

Estructura de la propiedad de acciones en la bolsa española: datos 2009

Record histórico de los inversores extranjeros, repunte de las familias ...
[26/07/2010]

Los inversores extranjeros continúan aumentando su participación en el mercado bursátil español y ya tienen en sus manos más del 40% del valor de todas las compañías españolas cotizadas de acuerdo con los datos relativos a la estructura de la propiedad de las acciones de las empresas españolas cotizadas calculados por el Servicio de Estudios de BME. Es el valor máximo desde que se calculan los datos y 7,5 puntos más que al cierre de 2006, año cerrado previo al inicio de la crisis financiera internacional. Transcurridos más de dos años desde su inició en el verano de 2007, la estructura de propiedad de las empresas españolas cotizadas en la Bolsa refleja cambios significativos. Dentro de los inversores nacionales se produce una reducción importante de la participación de los Bancos y Cajas, al nivel mínimo desde que se tienen datos, que no se ve compensada con la ligera recuperación de otros sectores como las familias, que aumentan su participación en casi un punto porcentual, o el ligero ascenso de la inversión colectiva a través de fondos de inversión y pensiones. El pasado año 2009 ha sido de recuperación en la Bolsa española y la capitalización o valor de mercado del conjunto de empresas españolas cotizadas ha aumentado un 16% durante el año.

 

La reducción de la participación en las empresas cotizadas en Bolsa del sector financiero bancario español, impulsada por las crecientes necesidades de liquidez y el previsible aumento de las necesidades de capital, esta siendo aprovechado por los inversores extranjeros para aumentar su participación en empresas españolas cotizadas. Al cierre del año 2009 la participación extranjera se situaba en el 40,1% del valor de mercado, nuevo máximo histórico. Desde que se recopila esta estadística  (1992) la participación de no residentes siempre se ha mantenido por encima del 30%  reflejo de dos décadas de un intenso proceso de integración de la economía española en el ámbito internacional y de la confianza de los inversores no residentes, pero nunca había superado el 40%. El repunte de la participación relativa de extranjeros en la Bolsa española en los últimos tres años también es consecuencia de la toma de control de empresas españolas importantes en términos de capitalización por parte de compañías extranjeras como ha sido el caso de la eléctrica Endesa adquirida por la italiana Enel.

 

LA PROPIEDAD DE LAS ACCIONES DE LAS EMPRESAS ESPAÑOLAS COTIZADAS
(Datos en porcentaje sobre el valor de mercado total al cierre del año)
  1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000
Bancos y Cajas 15,6 13,4 15,1 15,1 14,1 12,9 11,7 12,8 7,3
Cías de Seguros 3,4 2,2 2,7 2,8 2,2 2,6 2,8 3,0 2,3
Inversión Colectiva 1,7 2,0 3,0 4,2 5,0 7,6 7,4 5,8 4,8
Adm. Públicas 16,6 16,4 13,8 12,2 10,9 5,6 0,6 0,3 0,2
Emp. no Financieras 7,7 6,9 6,8 6,7 6,9 5,9 5,5 10,1 20,3
Familias 24,4 24,8 22,8 22,2 23,6 30,0 35,1 33,6 30,5
No Residentes 30,6 34,4 35,9 36,7 37,4 35,6 36,9 34,3 34,7
  2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009
Bancos y Cajas 7,9 7,1 7,7 8,7 8,6 9,3 9,4 7,6 5,0
Cías de Seguros 2,3 2,2 2,3 2,3 2,4 2,5 2,2 2,0 2,1
Inversión Colectiva 4,9 5,2 5,6 6,3 6,2 7,2 6,0 5,4 5,5
Adm. Públicas 0,2 0,4 0,3 0,3 0,3 0,3 0,2 0,3 0,3
Emp. no Financieras 21,7 22,0 23,0 23,1 24,7 24,4 25,4 26,0 25,9
Familias 28,0 28,3 26,0 24,1 23,6 23,8 20,1 20,2 21,1
No Residentes 35,0 34,8 35,1 35,2 34,2 32,6 36,8 38,5 40,1

Familias

También es destacable el comportamiento del sector familias que en 2009 gana casi un punto porcentual respecto al año anterior y se sitúa en el 21,1%. Tras la significativa corrección experimentada por la participación de los inversores individuales durante la crisis, 2009 marca un punto de inflexión significativo y comienza a percibirse una orientación del creciente volumen de ahorro financiero acumulado por las familias españolas hacia activos distintos a los depósitos, en este caso hacia la participación directa en renta variable. Es previsible también que la participación de los inversores individuales en la Bolsa española siga manteniéndose significativamente por encima de la media europea como reflejaba el último trabajo sobre la propiedad de acciones en Europa publicado por la Federación Europea de Bolsas (FESE), elaborado con datos relativos a 2007 en el cual la participación de inversores individuales en la Bolsa española en ese año (20,1%) se situaba 6 puntos por encima de la media europea (14%).

Sector financiero

El valor conjunto de la participación en acciones españolas cotizadas del conjunto del  sector financiero, que incluye bancos, cajas, fondos de inversión y pensiones y aseguradoras, se sitúa por debajo del 13% de la capitalización al cierre del año 2009, 5 puntos menos que al cierre del año 2007 y 10 puntos menos que su nivel máximo alcanzado en el año 1997. La pérdida de participación relativa a lo largo de los años 2008 y 2009 revela fuertes desinversiones netas realizadas por las instituciones financieras españolas para hacer frente al complejo entorno financiero que ha dejado la crisis. La reducción más acusada de la participación relativa se produce en los bancos y cajas de ahorros que desde un porcentaje del 9,4% al cierre de 2007 pierden más de 4 puntos en los años 2008 y 2009. En cuanto a los fondos de inversión y fondos de pensiones, incluidos en el grupo de Instituciones de Inversión Colectiva, su posición en renta variable nacional sigue siendo muy baja a pesar de haber repuntado en términos relativos una leve décima en 2009. La cartera de acciones españolas de los fondos de inversión, de acuerdo con los datos de la CNMV correspondientes a 2009, no llega a los 5.000 millones de euros, segundo nivel más bajo de la última década tras los 4.022 millones del pasado año 2008. Más elevada, cerca de 9.500 millones de euros es la posición en renta variable nacional de los fondos de pensiones al cierre de 2009.

 

Empresas no financieras

Las empresas no financieras, por su parte, mantienen estable su posición relativa como propietarias de acciones de empresas cotizadas en la Bolsa española. El 25,9% que alcanzan al cierre de 2009 iguala prácticamente el dato del año pasado que suponía un nuevo máximo desde 1992 tras el continuado aumento de los últimos años como consecuencia de tomas de participaciones cruzadas entre empresas cotizadas incluso de distintos sectores y, ya más recientemente, del significativo volumen de acciones en autocartera acumulado durante la crisis.

Copyright® BME 2019
[ http://www.bolsasymercados.es ]