Crónica Actividad

Disminuye el riesgo sistémico de los bancos españoles

Según el Banco de España se sitúa en niveles previos a la crisis de 2007 con un descenso considerable en su aportación al total de la Eurozona. Además, el BdE dice que la información de mercado disponible sobre las entidades de depósito españolas cotizadas pone de manifiesto, en general, la confianza de los inversores en la rentabilidad a medio plazo en las mismas.
[12/05/2015]

Servicio de Estudios. BME.

El Banco de España acaba de publicar su Informe semestral de Estabilidad Financiera correspondiente a mayo de 2015. En sus páginas se muestra la situación actual del riesgo, la rentabilidad y la solvencia de las entidades de depósito españolas y, en ciertos epígrafes, su comparativa con la de sus homólogas en la zona euro.

En dicho Informe el BdE subraya que el indicador de riesgo sistémico en España (IRS) refleja desde finales de 2013, y pese a algún repunte de carácter puntual, niveles similares a los que se registraban antes de 2007. A pesar de las fricciones de Grecia, la mayor estabilidad financiera observada en el conjunto es común a los cuatro mercados contemplados en su análisis: el mercado monetario, el de deuda pública, el de valores y el de financiación bancaria.

A través de un modelo denominado CoVaR los técnicos del BdE cuantifican la contribución de las entidades españolas al riesgo sistémico del conjunto del área del euro. El CoVaR de una institución mide el impacto que produciría una situación de estrés en esta entidad sobre el sistema financiero, definiendo “situación de estrés” como una caída extrema del valor bursátil de la entidad analizada. Los resultados obtenidos empleando esta metodología muestran que la aportación media de las entidades españolas al riesgo sistémico de la zona del euro ha disminuido notablemente desde los máximos observados en torno a 2009 y 2012, situándose en la actualidad en niveles similares a los registrados antes de la crisis

Mejoran los resultados en 2014 y la rentabilidad de los recursos propios

Según el Banco de España las cuentas de las entidades de depósito españolas continuaron mejorando en 2014 hasta alcanzar un resultado consolidado de 14.973 millones de euros (un 33,5% más que en 2013). Respecto a los recursos propios, la rentabilidad de los mismos, ROE, se situó en el 6,6 %, incrementándose en casi un punto y medio porcentual respecto al año anterior (5,2 %). Respecto a estos resultados de 2014 el Informe subraya textualmente que “la presión a la baja sobre la capacidad de generación de ingresos que supone un entorno de reducida actividad, tipos de interés muy bajos, y, aunque descendiendo, todavía elevados niveles de activos que no generan intereses (dudosos y adjudicados), ha sido compensada por la generación de margen de intereses explicada por los menores costes de financiación, por la contención en los gastos de explotación y por el descenso observado en las pérdidas por deterioro de activos que se ha producido tras los elevados niveles de provisiones de ejercicios anteriores y como consecuencia de un inicio en la reducción de los dudosos (…)”

Más confianza en las entidades españolas que en otras de la Eurozona

En el monográfico se señala también que con la información de mercado disponible sobre las entidades españolas de depósito cotizadas, se pone de manifiesto, en general, la confianza de los inversores en la rentabilidad a medio plazo de dichas entidades, aunque con cierta heterogeneidad entre ellas. “La misma información a nivel europeo –dice- refleja una posición relativamente más favorable para los bancos españoles frente a los grandes bancos europeos y, en particular, a los de la Eurozona. La recuperación de la actividad económica en España y el proceso de reestructuración intenso de la banca serían factores explicativos de dicho diferencial entre los bancos españoles y del resto de la Eurozona”.

El cociente entre el valor de mercado y el valor en libros de los bancos españoles, salvo alguna excepción, se sitúa en una posición medio-alta en relación con las principales entidades a nivel europeo. En concreto, de 24 entidades del área euro consideradas como las mayores y a las que se adjudica riesgo sistémico, hay 8 españolas, 7 de las cuales presentan una ratio price-to-book-value superior o igual a la media de las 24 entidades, situada cerca de 0,95 el 28 de abril de 2015. El promedio para esta misma ratio en las españolas alcanza cerca de 1,15.

Bancos abril 2015

El sector de Banca en la Bolsa española se ha revalorizado algo más del 30% en los últimos 2 años. En lo que va de ejercicio su crecimiento está próximo al 4%. El PER se sitúa en 19 veces, es decir, 4 puntos menos que hace un año y una tercera parte del que presentaba hace año y medio.

Copyright® Bolsas y Mercados Españoles 2016
[ http://www.bolsasymercados.es ]