Crónica Actividad

La autocartera de las empresas del IBEX 35 aumentó un 32% en 2015

La suma de acciones propias mantenidas en cartera a 31 de diciembre más las amortizaciones realizadas durante el año fue un 65% superior a los datos de 2014
[16/06/2016]

Amelia Sánchez. BME

La autocartera de las compañías integrantes del IBEX 35 al cierre de 2015 alcanzó el tercer valor más alto desde 2008. Estas compañías en su conjunto, a 31 de diciembre de 2015, tenían en sus balances 522.261.671 acciones, representativas del 0,71% del capital social por un valor de mercado de 4.339 millones de euros. Este importe era un 32% superior alcanzado al cierre de 2014 (+44% por número de acciones) y constituye el segundo valor más alto del último lustro.  El valor de mercado de la autocartera en 2015 (4.339 millones de euros)  más el valor de las amortizaciones realizadas a lo largo de este mismo año, alcanzó la cifra de 7.488 millones de euros, un 65% superior al valor anotado en 2014.

La tabla excel adjunta en este enlace muestra los datos de autocartera de las sociedades del IBEX 35 al cierre de los dos últimos ejercicios (2014 y 2015). El número de compañías del selectivo con autocartera al finalizar 2015 era de veintinueve. De ellas, veintiuna habían aumentado el número de acciones propias en sus balances respecto a diciembre de 2014, siete sociedades  lo habían reducido y en una  el número de acciones propias no se modificó.

Autocartera 2015

De entre las sociedades que al cierre de 2015 habían aumentado la autocartera, destaca Abertis (cod: ABE), cuya autocartera creció considerablemente en 2015, aumentando en 68.415.112 el número de acciones, llegando hasta el 8,25% del capital social en 2015 (1,49% en 2014). Este incremento está relacionado con la adquisición de 61.309.319 acciones procedentes de la OPA de acciones propias representativa de un 6,50% del capital social de Abertis, el total ofertado en la citada OPA. En  cuanto a compañías del IBEX 35 que ha reducido su autocartera en 2015, despunta la reducción hecha por Mediaset España (cod: TL5), que rebajó su autocartera en 19.808.356 acciones, pasando a representar el 5,32% del capital social en 2015 (9,66% en 2014).

Durante 2015 siete sociedades llevaron a cabo reducciones de capital mediante amortización de acciones propias que tenían en sus balances: ACS (cod: ACS), Amadeus (cod: AMS), Día (cod: DIA), Ferrovial (cod: FER), Iberdrola (cod: IBE), Telefónica (cod: TEF) y Mediaset España (cod: TL5). A lo largo de 2016 dos sociedades, Ferrovial y Mediaset España, han comunicado a través de sendos Hechos Relevantes a la CNMV, nuevos programas de recompra de acciones propias con la finalidad de seguir reduciendo capital social.

De las  veintinueve sociedades con autocartera en 2015 del selectivo español, sólo Abertis  tenía una autocartera muy próxima al 10% de su capital (porcentaje máximo permitido por la Ley para las sociedades cotizadas). Del resto de compañías, siete mantenían una autocartera con porcentajes de entre el 1% y el 5% de su capital social: Iberdrola, Gamesa (cod: GAM), Banco Sabadell (cod: SAB), Telefónica, ACS, Técnicas Reunidas (cod: TRE) y Mediaset España. La autocartera del resto de compañías estaba en porcentajes inferiores al 1% del capital social, y Amadeus, era la compañía con menor autocartera tanto en número de acciones como en porcentaje sobre su capital.

 

Fines de la autocartera

Uno de los motivos por los que las sociedades realizan compraventas en el mercado de acciones propias es la de favorecer la liquidez de las transacciones sobre acciones en el mercado y la regularidad en la cotización de dichas acciones. Con esa finalidad en 2015, sociedades como Acciona (cod: ANA), Indra (cod: IDR), Sacyr (cod: SCYR) y Técnicas Reunidas, tenían suscritos contratos de gestión de sus carteras con alguna institución financiera.

Otra de las finalidades para las que utilizan la autocartera las compañías es para aumentar la retribución del inversor, bien directamente a través de la distribución de acciones a los accionistas que las reciben como pago en especie (dividendo flexible o dividendo opción) o, indirectamente, ya que las acciones en autocartera carecen de derechos económicos, lo que hace que la  participación de los accionistas en los beneficios aumente. De igual manera ocurre cuando las compraventas de acciones propias por parte de la sociedad tienen como fin la amortización y reducción de capital, elevando la participación de los accionistas en los beneficios.

Las compañías también usan la autocartera para retribuir a administradores y alta dirección a través de planes de Entrega de Acciones. Tanto Gamesa como Grifols (cod: GRF)  han utilizado su autocartera para este objetivo. En el primer semestre de 2016, compañías como Indra e IAG (cod: IAG) han comunicado mediante Hechos Relevantes a la CNMV su intención de llevar a cabo un programa temporal de recompra de acciones propias con la finalidad de ser entregadas como retribución o incentivos.

La autocartera también se usa como contrapartida en operaciones corporativas. Amadeus IT Holding, a través un Hecho Relevante de marzo de 2016 comunicó la adquisición de acciones propias con el objetivo de atender el canje de su Fusión por Absorción de la sociedad Amadeus IT Group.

 

Regulación de la Autocartera

La regulación de las operaciones con acciones propias figura recogida en el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital (LSC). Los negocios sobre acciones propias se encuentran recogidos en el Capítulo VI del Título 4 de dicho texto legal. El límite máximo de la autocartera para las sociedades cotizadas está establecido en el 10% del capital suscrito (art. 509), siendo del 20% para las sociedades anónimas en general (art. 146). De esta forma se recoge en la legislación española el parámetro mínimo de posesión de acciones propias fijado por la Directiva 2006/68/CE en el 10%.

En enero de 2016 se inició un proceso de revisión de la LSC  que finalizará en junio de 2017, sin que hasta la fecha se tenga constancia de modificación alguna en cuanto a la regulación de la autocartera.

En el Real Decreto 1362/2007, de 19 de octubre se establecen determinadas obligaciones de comunicación del emisor respecto a las acciones propias que posea (autocartera). El emisor está obligado a informar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de todas aquellas adquisiciones que le otorguen en un solo acto el 1% o más del total de derechos de voto. También deberá informar cuando en actos sucesivos, y desde la última comunicación de autocartera remitida a la CNMV, adquiera acciones propias que en conjunto sobrepasen el 1% de los derechos de voto.

Criterios para regular la operativa discrecional con autocartera. La CNMV hizo público en julio de 2014 un documento con diez principios que recomienda sean observados tanto por los emisores de valores como por los intermediarios financieros que actúen por cuenta de los mismos, acerca de la operativa con su autocartera y de las obligaciones de comunicación de dicha operativa. La finalidad de estas recomendaciones era preservar la integridad del mercado y la correcta formación de precios.

La publicación de la Circular 8/2015, de 22 de diciembre, de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, establece los modelos de notificación de participaciones significativas, de los consejeros y directivos y sus vínculos estrechos, de operaciones del emisor sobre acciones propias al organismo supervisor.

Copyright® Bolsas y Mercados Españoles 2016
[ http://www.bolsasymercados.es ]