Crónica Actividad

La evolución del perfil del inversor digital en ´startups`

Experiencia desde una de las plataformas de crowdfunding más desarrolladas en España
[11/07/2016]

Javier Villaseca Sánchez. Fundador de www.SociosInversores.com

 

El pasado año 2015, supuso un cambio en la inversión tradicional que se venía efectuando por parte del inversor minorista en España. Gracias a la Ley 5/2015, de 27 de abril de Fomento de la Financiación Empresarial, se procedía a regular y reconocer a las plataformas de financiación participativa (las llamadas PFP, como SociosInversores), su función en la labor de financiación colectiva de empresas.

Desde el inicio de nuestra andadura,  a finales de 2010, fuimos pioneros en ofrecer una modalidad de inversión desconocida para el minorista, como era la inversión en Pymes y ´startups` a través de Internet.  En estos 6 años, hemos podido comprobar una renovación del tipo de inversor que financiaba empresas a través de nuestra plataforma, pasando de ser un pequeño ahorrador con estudios medios, afincado en una gran ciudad y con inversiones medias de 5.000EUR, al perfil que ahora veremos.

Actualmente y tras la publicación de la Ley 5/2015, de 27 de abril que nos aplica y la regulación de la CNMV, la plataforma ha cambiado respondiendo a estas exigencias y a las propias de los usuarios (inversores y promotores). El inversor medio que participa en las rondas de inversión de nuestra plataforma ha variado en estos años, predominando ahora el inversor con altos conocimientos financieros, que ocupa puestos de responsabilidad en grandes compañías y cuenta con experiencia inversora en otros mercados, con posiciones minoristas en empresas cotizadas, y busca en nuestra plataforma una diversificación a sus inversiones, con el objetivo de obtener un multiplicador mayor de la inversión en un activo que nos aporta además una descorrelación con los mercados financieros.

Esto nos lleva a un nuevo perfil del inversor digital, más joven, más formado y por tanto con mayor conocimiento y en muchos aspectos, más exigente, con una percepción menor del riesgo (o una mayor valentía para afrontarlo) y que realiza aportaciones medias de 15.000EUR.

En estos años también hemos notado la evolución en las empresas que optaban a esta financiación alternativa, o mejor dicho, complementaria a la tradicional, siendo negocios menos convencionales y más sofisticados; los últimos casos son ejemplos de ello: E-commerce de moda, plataformas de gestión de reservas náuticas o reconocimiento facial biométrico, entre otras, pasando también en estos años de cerrar rondas de inversión que rondaban los 50.000EUR en los inicios a las rondas de 250.000EUR de media que se vienen cerrando ahora, llegando en algunos casos a rondas de inversión por encima de 1.000.000EUR.

Todo ello nos lleva a pensar que nuestra posición ha dejado de ser la de una fuente alternativa, para convertirse en una fuente de financiación al alcance de todos, llevando con nosotros una pequeña ‘democratización’ de las finanzas y dando valor al inversor minorista, quién se convierte en un activo más de la compañía, no sólo por la inversión realizada sino por la ayuda y apoyo que realiza a la empresa, a la que asesora en base a su experiencia y genera en muchos casos sinergias y negocio a la compañía, viéndose también más atraído emocionalmente al ver cómo pueden influir sus ideas en el rumbo de las compañías.

 

Información complementaria:

 

Copyright® Bolsas y Mercados Españoles 2016
[ http://www.bolsasymercados.es ]