Crónica Actividad

El reparto de dividendos de las cotizadas crece un 8,71%

En el primer semestre del año las empresas cotizadas en la Bolsa española distribuyeron 16.249 millones de euros en dividendos. El 86% fue en efectivo y el resto en acciones
[27/07/2016]

Mercedes Gómez. BME

Durante los seis primeros meses del año las empresas cotizadas en la Bolsa española retribuyeron a sus accionistas con 16.249 millones de euros en forma de dividendos, un 8,71% más que en el mismo periodo de 2015. La retribución total al accionista en el período si sumamos a los dividendos la devolución de aportaciones por primas de emisión (no se ha registrado ninguna devolución de aportaciones por reducción de nominal durante en el periodo) alcanzó los 16.622 millones de euros, un 5,61 % más que en el primer semestre del año anterior (consulta aquí la estadística de pagos de los últimos meses y años).

Dividendos 1S 2016 (1)

Del importe satisfecho en forma de dividendos un 86%, es decir 14.010 millones de euros, se realizaron mediante pagos en efectivo mientras que, el 14% restante (2.239 millones) se materializaron mediante entrega de acciones por la fórmula del scrip dividend o “dividendo elección”.

La cantidad repartida en acciones durante el primer semestre de este año es un 58% inferior a la distribuida en los mismos meses hace un año. Se mantiene pues la tónica descendente de esta modalidad retributiva que se inició hace ya cerca de año y medio. Entre 2013 y 2014 esta forma de retribución llego a suponer más del 40% del total agregado del importe de dividendos satisfechos por las cotizadas españolas. Parece que el paulatino ajuste de los ratios de capital de las entidades financieras y el proceso general de desendeudamiento que están siguiendo muchas grandes empresas tiene una incidencia importante en la explicación de esta tendencia.

Dividendos 1S 2016 (2)

En total 85 empresas cotizadas repartieron dividendo en la primera mitad de 2016. La mayoría elevaron los pagos frente a lo satisfecho por estas fechas en 2015 y 13 de ellas optaron por no repartir dividendo hace 12 meses.

En cuanto al MAB, sus compañías cotizadas distribuyeron vía dividendos 13,65 millones de euros entre sus accionistas entre enero y junio de 2016. Lo hicieron 17 empresas pero el 85% del importe está acaparado por 3 nuevas SOCIMIs.

 

Devolución de Fondos propios vía prima de emisión

Por su parte, también en los primeros seis meses del ejercicio, 9 empresas decidieron retribuir a su accionariado vía devolución de aportaciones por prima de emisión por un importe global de 373,15 millones de euros. Entre ellas destacan, Banco de Sabadell que devolvió a sus accionistas lo equivalente a 108 millones en euros en acciones y la compañía aérea IAG (holding de British Airways e Iberia) que repartió 102 millones de euros en efectivo. Destacar también que tres SOCIMIs han optado por esta vía para distribuir a sus accionistas 70 millones de euros en efectivo.

Los datos mencionados junto con el ajuste de las cotizaciones permiten mantener a la Bolsa española en posiciones destacadas en rentabilidad por dividendo entre los mercados de valores más desarrollados del mundo. Al cierre de junio de 2016, según los datos agregados que proporciona mensualmente MSCI, esta ratio era del 5,1%. Cerca de 1 punto por encima de su media histórica y una cifra realtiva importante teniendo en cuenta que el bono a 10 años español (tipo de interés sin riesgo de referencia) a 30 de junio ofrecía una rentabilidad del 1,27%.

 

Fiscalidad de los dividendos y otros cambios a tener en cuenta

Recordar aquí que de acuerdo a la Reforma Fiscal que entró en vigor el 1 de enero de 2015 y se modificó por Real Decreto Ley 9/2015, desde principios de año las rentas del ahorro como los dividendos tributan en España a un tipo de gravamen del 19% para los primeros 6.000 euros recibidos, del 21% hasta 50.000 euros y del 23% a partir de 50.000 euros.

Otra de las novedades que han afectado directamente a los dividendos durante este año es la reforma de la post-contratación que entró en vigor a partir del pasado 27 de abril. Antes de esta fecha si un inversor quería cobrar un dividendo solo hacía falta que tuviese compradas las acciones al cierre de la sesión anterior al día de pago del mismo.  Después de la reforma, los accionistas que quieran cobrar el dividendo deberán tener las acciones como mínimo al cierre de la sesión de cuatro días antes del pago.

En la crónica de dividendos que publicamos en esta misma web al cierre del primer trimestre de 2016 ya hablábamos de todo esto y, además, el lector interesado puede consultar aquí detalles sobre los cambios introducidos por la Reforma de la Post Contratación en España.

 

Otra información complementaria:

Copyright® Bolsas y Mercados Españoles 2016
[ http://www.bolsasymercados.es ]