Crónica Actividad

Las empresas cotizadas fortalecen sus bases de negocio

Aumentan la diversificación geográfica de sus fuentes de ingresos y mejoran la solvencia gracias a la reducción del endeudamiento. Ambos factores refuerzan los fundamentos sobre los que se elaboran previsiones del valor de las acciones.
[16/04/2018]
Jaume Carbonell y Andrea Gómez.
Servicio de Estudios BME.

 

Ya se disponen de datos cerrados definitivos de las cuentas de todas las empresas cotizadas en 2017. Según se desprende de los mismos no es aventurado afirmar que la base del mercado, la salud y proyección de los negocios objeto de inversión, ha mejorado de manera consistente en 2017 en función de algunos de los principales parámetros básicos de actividad: el crecimiento de la facturación exterior (diversificación) y la mejora de la fortaleza financiera (menor endeudamiento), del conjunto de las empresas cotizadas.

 

Aumento de la cifra de negocio y de la diversificación exterior

El importe neto de la cifra de negocio de las cotizadas españolas (con ISIN nacional) en el año 2017 se incrementó un 6,14% respecto al obtenido en el año anterior (520.751 millones de euros frente a los 490.606 de 2016). Este crecimiento se ha sustanciado principalmente en la facturación procedente del extranjero (+7,89%), pero también es significativo el aumento de las ventas en el interior de España (+2,77%) que parecen recoger la mejora de la situación económica doméstica que señalan algunos de los principales indicadores económicos.

De esta manera, en 2017 el 71,20% de las empresas cotizadas aumentaron su cifra de negocio total. Un 56,80% de las empresas crecieron en el exterior y un 65,60% lo hicieron, sólo o además, en España.

Internacionalizacion 2017

El fuerte crecimiento de los ingresos provenientes del exterior ha impulsado el peso de este origen de flujos en el conjunto hasta el 67,09%, un punto más que en 2016 y máximo histórico de una serie que muestra como hace 10 años este porcentaje no superaba el 50% y el 25% hace 20. Según estos datos en 2017, de los 520.751 millones de euros facturados por las empresas cotizadas españolas, 349.351 millones se generaron en el exterior y 171.400 en España. El fuerte carácter internacional de la gran mayoría de las empresas cotizadas es un rasgo diferencial del impulso de tamaño y la expansión que se promueven en la vida de las empresas por las propias exigencias competitivas y de transparencia que impone la pertenencia a un mercado de valores.

Este tirón del negocio exterior de las empresas cotizadas en 2017 viene liderado por las correspondientes al IBEX 35 que han anotado un aumento anual del 8,48% en su facturación agregada fuera de España y del 1,86% de sus ventas en España.

En la actualidad, la estructura de negocio de la mayoría de las empresas españolas cotizadas está muy basada en su capacidad de generar ingresos fuera de España, independientemente del tamaño y el sector de actividad en el que opere.

Internacionalizacion 2017 por IBEX

Por dimensión empresarial, y utilizando como indicador de medida su pertenencia o no a alguno de los índices IBEX que recogen esta disección, las empresas pertenecientes al IBEX Medium Cap son las que mayor volumen agregado de ingresos obtuvieron fuera de España en 2017 con un 69,4% del total. Le siguen las del IBEX 35 con un 67,6%. Luego  el grupo de las que no están incluidas en ninguno de los índices IBEX con un 63,3%. Y, por último, las 30 empresas que forman parte del IBEX Small Cap con un peso de su negocio exterior conjunto en el total del 53,9%.

Por sectores de actividad, Bienes de Consumo junto con Materiales Básicos, Industria y Construcción presentan un volumen de ingresos procedentes del extranjero que se acerca al 80% del total y, en el lado opuesto, se sitúa Petróleo y Energía con un 45%.

 

Baja la deuda y aumenta la solvencia de las empresas

En paralelo a la generación de estos buenos datos de actividad, el conjunto de las empresas cotizadas ha continuado reforzando su estructura financiera mediante la reducción generalizada de sus niveles de endeudamiento. Esta tendencia ha propiciado una significativa mejora de la solvencia, en especial en el grupo de compañías cotizadas que configuran el Sector no Financiero (SNF) en Bolsa.

La Deuda financiera total de las empresas no bancarias que forman parte del IBEX 35 se redujo hasta el 33,82% del activo total al cierre de 2017. Representa una ligera caída cercana al punto porcentual en el ejercicio, 7 puntos porcentuales menos que en 2013 y 10 puntos menos que en 2007, evidenciando la intensidad del proceso de desendeudamiento vivido por las principales empresas españolas. La caída del endeudamiento se ha centrado en el largo plazo, en concreto en los pasivos financieros no corrientes cuyo peso disminuye 10 puntos porcentuales en 10 años.  

Desendeudamiento 2017 1

La deuda financiera neta total al cierre de 2017 del conjunto de las empresas no financieras del principal indicador de la evolución de la Bolsa española se situaba en los 180.217 millones de euros, 8.000 millones menos que el año anterior. La deuda financiera neta se obtiene a partir de la deuda financiera bruta menos la tesorería y las inversiones financieras temporales. La mitad de las empresas consideradas ha reducido su deuda en 2017 y cuatro empresas del índice carecen de endeudamiento.

La ratio de solvencia o peso de la deuda financiera neta respecto al resultado bruto de explotación (EBITDA) en las empresas no bancarias del IBEX 35 ha disminuido en 2017 hasta las 2,55 veces frente a las 2,83 veces que registraba a finales del ejercicio anterior. El valor de la ratio indica el número de veces que el EBITDA cubriría el endeudamiento neto total de la empresa y un nivel inferior a 3 es considerado equilibrado. La acelerada mejora de la solvencia queda reflejada en el hecho de que entre 2013 y 2015 el nivel promedio de deuda financiera neta sobre EBITDA fue de 3,42 veces.

Por su parte, el endeudamiento financiero (la deuda financiera neta respecto del patrimonio neto) ha disminuido en 2017 hasta 0,77 desde un nivel de 0,86 el año anterior. Entre 2013 y 2015 el promedio fue de 1,00.

Pero no solo las empresas no bancarias del IBEX 35 muestran una relevante corrección en su endeudamiento sino que también lo hace otro grupo de compañías no bancarias de menor dimensión, aquellas que forman parte del índice IBEX Medium Cap. Su deuda financiera total se redujo hasta el 23,61% del activo total al cierre de 2017, cerca de 6 puntos menos que en el año anterior y 11 puntos menos que en 2013.

Solvencia 2017 1

La deuda financiera neta de las compañías del IBEX Medium Cap al cierre de 2017 se situaba en los 7.938 millones, un 23% menos que en 2017. Si ponemos en relación esta deuda financiera neta con el EBITDA (ratio de solvencia), se situaba al cierre de 2017 en las 1,94 veces, muy por debajo del nivel promedio del período entre 2013 y 2016 situado en 3,24 veces.  Recordar que en el caso de las grandes empresas el valor de esta ratio en 2017 fue de 2,55 veces.

En cuanto al endeudamiento financiero (deuda financiera neta respecto a patrimonio neto), también ha disminuido hasta 0,53 veces en 2017, frente a las 0,74 veces del año anterior.

 

Información complementaria
Acceso a estadísticas en formato Excel

4 >Companies 2

 

 

 

 

 

 

Copyright® Bolsas y Mercados Españoles 2018
[ http://www.bolsasymercados.es ]