Nota de Prensa

BME da la bienvenida al Plan de Acción de la Unión del Mercado de Capitales (CMU)

24 de septiembre de 2020
  • La Renta Variable es necesaria para amortiguar impactos exógenos y será más necesaria que nunca
  • Los mercados de valores pueden ayudar a las empresas a superar la crisis y financiar su crecimiento cuando ésta finalice
  • Debe simplificarse el conjunto de normas que rigen el funcionamiento de la operativa bursátil en los mercados de valores
  • Para garantizar el éxito de la CMU, se requiere urgentemente una revisión de los objetivos previamente no alcanzados dentro de MiFID II

BME y el conjunto de Bolsa Europeas representadas en la Federación Europea de Bolsas (FESE), han publicado una nota informativa sobre el Plan de Acción de la Unión del Mercado de Capitales.

BME apoya firmemente las propuestas contenidas en el nuevo Plan de Acción para "Una Unión de los Mercados de Capitales (CMU) para personas y empresas". Ante la actual crisis económica, felicitamos a la Comisión Europea por seguir adelante con este proyecto y por su llamamiento a unir todos fuerzas para diseñar una estrategia efectiva para el mercado de capitales de la Unión Europea.

Una Europa económicamente más fuerte podrá servir mejor a sus ciudadanos. Si se implementa de manera efectiva, el Plan de Acción será crucial para garantizar que la recuperación económica de la pandemia se enfoque a nivel UE. Como se demostró durante la crisis, la Renta Variable es necesaria para amortiguar impactos exógenos y será más necesaria que nunca; por lo tanto, los mercados de valores pueden ayudar a las empresas a superar la crisis y financiar su crecimiento cuando ésta finalice.

Sin embargo, alentamos a los responsables políticos a ser aún más ambiciosos para completar finalmente la CMU en el año 2024. Para tener mercados más líquidos y eficientes, debe simplificarse el conjunto de normas que rigen el funcionamiento de la operativa bursátil en los mercados de valores (MiFID II / MiFIR), con el objetivo de lograr mejores niveles de transparencia y fortalecer la formación de precios en la UE.

No olvidemos que MiFID está en el centro de la regulación de los mercados de capitales. Para garantizar el éxito de la CMU, se requiere urgentemente una revisión de los objetivos previamente no alcanzados dentro de MiFID. En ausencia de una revisión de MiFID II en paralelo a este proyecto, cualquier avance en la CMU se verá obstaculizado por las limitaciones del marco regulatorio actual, en particular en relación con la falta de transparencia.

El Plan de Acción de la CMU indica que no puede existir un verdadero mercado único sin una visión más integrada de la contratación bursátil en la UE y sugiere el establecimiento a nivel europeo de un mecanismo de consolidación de datos a nivel europeo conocido en su acepción original como European Consolidated Tape (ECT).

Sin embargo, la falta de transparencia en los mercados de valores de la UE está profundamente arraigada en una estructura de mercado de valores defectuosa, contraria a los objetivos originales de MiFiD II / MiFIR. El ECT no resolverá este problema fundamental. Una estructura de mercados de valores que funcione bien, que incentive la transparencia y cree un proceso sólido de formación de precios, es fundamental para una CMU eficaz, ya que reduce la fragmentación, beneficia a las empresas (obteniendo mejores valoraciones) y protege a los inversores (obteniendo un resultado más justo y seguro).

El CMU High Level Forum (el Foro de alto Nivel de la CMU, representado por el propio sector, los reguladores y los responsables políticos) no consideró al ECT como un factor fundamental de cambio para una CMU renovada. Los participantes intentaron acordar un modelo preciso para la Consolidated Tape que ofreciera mejoras concretas sin costes excesivos ni perturbaciones en el mercado. Si previamente no se establece el diseño de una estructura de mercado adecuada, así como el conjunto de normas de reporting que cubran el 100% de todas las transacciones, el ECT no ofrecerá un resultado significativo. Los inversores deben poder comprender cómo y dónde tiene lugar la ejecución de sus transacciones. El requisito de transparencia de mercado es lo primero y lo más importante, por lo que a través de la consolidación de la información disponible se podría lograr una ECT en la UE.

La UE debe ser ambiciosa y hay muchas medidas positivas en el Plan de Acción de la CMU, que incluye la simplificación de las normas para salir Bolsa, el establecimiento de un Fondo de OPVs para pequeñas y medianas empresas, la aplicación en toda la UE de un sistema común y homogéneo en materia de retención fiscal y un punto de acceso único para la UE, entre otros proyectos. Sin embargo, la CMU no se puede construir en un solo paso. Si no abordamos ya los principales problemas dentro de MiFID II, el proyecto de la CMU no logrará su ambición de hacer que la economía de la UE sea más innovadora y competitiva y esté preparada para hacer frente a la competencia global.

Copyright® BME 2020
[ http://www.bolsasymercados.es ]