Nota de Prensa

El largo plazo, brillante aliado de la inversión en Bolsa

Informe de BME sobre el rendimiento histórico de la Bolsa y otras alternativas de inversión

EL LARGO PLAZO, BRILLANTE ALIADO DE LA INVERSIÓN EN BOLSA

5 de octubre de 2010
  •  El índice de rentabilidad de la Bolsa española se multiplica por 100 en 30 años y rinde casi 5 puntos más por año que en Deuda Pública a largo
  •  La inversión en Bolsa a largo plazo protege de la inflación
  •  El Informe realiza un completo estudio sobre la prima de riesgo histórica en España

Una inversión de 100 euros en el Índice Total de la Bolsa española se habría convertido en 9.254 euros entre enero de 1980 y junio de 2010,  lo que equivale a un rendimiento anual del 16%, según el informe publicado hoy por el Servicio de Estudios de BME y que analiza el rendimiento de las acciones cotizadas en la Bolsa española durante los últimos 30 años.

La reinversión de dividendos y otras retribuciones asociadas aporta cerca de cinco puntos anuales a esa cifra.  En ese mismo período una inversión de 100 euros en el IGBM (no incluye dividendos) ha pasado a valer 2.539 euros (+10,7% anual).

“El objetivo del estudio es aportar argumentos en tres aspectos: la confirmación del rendimiento positivo de la inversión en Bolsa y deuda a largo plazo; la favorable protección contra la inflación que este comportamiento supone; y, por último, la medición histórica de la prima de riesgo en el mercado bursátil español, un concepto que mide la diferencia a largo plazo entre el rendimiento de la inversión en Bolsa y el obtenido en un activo conectado a una aproximación del tipo de interés sin riesgo”, ha afirmado Domingo García Coto, Director del Servicio de Estudios de BME, en la presentación del Informe.

Los datos del estudio confirman que el transcurso del tiempo es un aliado brillante para la inversión en la clase de activos analizados, especialmente en el caso de las acciones.

Positivo rendimiento de la inversión en Bolsa a largo plazo

  • La Bolsa es siempre rentable en términos corrientes cuando se mantiene la inversión en una cartera diversificada como el índice más de seis años.
  • El estudio de la inversión en Bolsa de todos los sub-períodos de más de un año y hasta 30 también es frecuentemente positivo: de los 62.300 períodos de inversión analizados, sólo en un 4,6% de los casos el resultado fue negativo. Es decir, en 60.000 ocasiones se hubiese obtenido un rendimiento positivo.

La inversión en Bolsa a largo plazo protege de la inflación

Otro aspecto analizado en este trabajo es la relación entre la inversión en Bolsa a largo plazo y la protección contra la inflación. Esta idea se ha contrastado deflactando el índice Total para obtener tasas de rendimiento en términos reales. El resultado es que, efectivamente, la inversión en Bolsa también protege el capital contra la pérdida de valor del dinero a causa de la inflación.

  • Descontando el efecto de la inflación, entre enero de 1980 y junio de 2010 una inversión de 100 euros en el Índice Total de la Bolsa española se habría convertido en 1.862 euros reales, lo que equivale a un rendimiento anual del 10%. Dicho de otro modo, en ese período la inflación habría restado a la inversión en acciones un promedio de 6 puntos de rendimiento por año.
  • En este caso no es hasta los períodos de 11 años cuando se obtiene una rentabilidad anual positiva en el 100% de los casos estudiados.  A partir de ese plazo (11 y más años hasta 30) en el 75% de los casos el rendimiento es superior al 9%.

Diferencial de rentabilidad acciones vs deuda a largo y corto plazo

Uno de los objetivos del trabajo presentado hoy también ha sido estudiar exhaustivamente la prima de riesgo histórica en el mercado bursátil español, que es la diferencia observada a largo plazo entre el rendimiento de la inversión en Bolsa y la realizada en un activo conectado a una variable que se considera como tipo de interés sin riesgo. 

En el período más largo que contempla el estudio, la rentabilidad de la inversión en acciones ha superado en 4,78 puntos de rentabilidad anual acumulativa a la inversión en renta fija a largo plazo, por lo que ese valor es, a 30 de junio, la prima de riesgo histórica en España.

  • Un bono de Deuda a 10 años con valor de 100 euros en enero de 1980 se habría convertido en 2.576 euros en junio de 2010. Esto equivale a un rendimiento anual del 11,2%. En este caso también el largo plazo es beneficioso.
  • Un análisis más detallado muestra que en todos los períodos de inversión posibles superiores a 10 años la prima de riesgo entre la Bolsa y la Deuda a largo se sitúa entre 4 y 6 puntos de rendimiento adicional para la Renta Variable.

En conclusión, los datos aportados subrayan que el transcurso del tiempo es un aliado brillante para la inversión en los activos analizados y confirma que la rentabilidad a largo plazo de una cartera diversificada de Renta Variable compensa el  riesgo asumido. Los resultados potencian, además, las virtudes de los ETFs, fondos cotizados que replican índices bursátiles, como instrumento de inversión sencillo y que aporta exposición diversificada.

Copyright® Bolsas y Mercados Españoles 2017
[ http://www.bolsasymercados.es ]