Informe de Mercado 2021. Resumen del año.

En los ámbitos sanitario, económico y financiero, 2021 ha sido un año de recuperación tras el golpe sufrido por la humanidad en 2020 como consecuencia de la pandemia global causada por el Covid-19. Gracias sobre todo a las campañas de vacunación masiva llevadas a cabo por la inmensa mayoría de países del mundo, pero también a las ingentes medidas de apoyo monetario y fiscal implementadas por bancos centrales y gobiernos, y a la recuperación de la confianza de familias y empresas, tanto la actividad económica como la financiera han rebotado con fuerza en 2021.

Aunque los efectos más perniciosos de la crisis han logrado superarse de forma satisfactoria, sus cicatrices e implicaciones han comenzado a manifestarse en forma de intensos rebrotes inflacionistas centrados sobre todo en las materias primas y la energía; aumentos de la deuda, sobre todo pública; desajustes en las cadenas de suministros por la reducción de la movilidad global, o aumentos de la precariedad en algunos colectivos sociales especialmente afectados por la pandemia, entre otros.

 De acuerdo con las previsiones de octubre del FMI, la economía mundial crecería un 5,9% en 2021 y un 4,9% en 2022, tras la caída del 4,4% del año anterior.

La recuperación ha sido especialmente intensa en las economías avanzadas, con Estados Unidos y Europa a la cabeza, mientras las economías emergentes han crecido menos de lo esperado. La incertidumbre sobre las previsiones, no obstante, aumentó en el último trimestre a raíz de nuevas variantes y brotes de la pandemia y sus efectos en la economía.

La Eurozona ha experimentado una recuperación brillante, que se aceleró en la segunda mitad del año, cuando las tasas de vacunación por parte de los grandes países han empezado a superar ampliamente el 50% de la población objetivo y ello ha impulsado la relajación de restricciones y una mayor confianza empresarial y del consumidor. El FMI estimaba en octubre un crecimiento del 6% en 2021 y del 4,3% en 2022, mejorando incluso previsiones anteriores.

España, con tasas de vacunación entre las más altas del mundo por encima del 80%, es uno de los países que ha encabezado la recuperación de la región, con un crecimiento esperado que el FMI situaba en el 5,7% en 2021 y el 6,4% en 2022, impulsado por la recuperación del consumo y la confianza, el incremento de la inversión proveniente de los Fondos NextGeneration EU, y las políticas fiscales fuertemente expansivas contenidas tanto en el presupuesto de 2021 como en el proyecto para 2022. Sin embargo, en los últimos trimestres la recuperación ha sido menos brillante de lo esperado y las estimaciones de crecimiento del PIB para 2021 se recortaban por debajo del 5%, manteniéndose el crecimiento para 2022.

Los bancos centrales de los principales países y áreas económicas han mantenido prácticamente intactas sus políticas expansivas hasta las últimas semanas del año. En cuanto a los tipos de interés, tanto la Fed como el BCE los han mantenido en el nivel del 0%-0,25% y 0%, respectivamente. En el ámbito de las medidas no convencionales, la Fed ha continuado con las compras de activos mensuales por valor de 120.000 millones de dólares, que empezó a reducir progresivamente en noviembre, mientras que el BCE ha continuado con un ritmo de compras de alrededor de 100.000 millones de euros mensuales. En noviembre comenzaba a implementarse la paulatina retirada de las adquisiciones de activos por parte de la FED a un ritmo de 15.000 millones al mes y una leve desaceleración del programa de compras de activos por parte del BCE.

Los gobiernos, especialmente los de las economías avanzadas, han seguido poniendo en marcha medidas de política fiscal para consolidar la recuperación. Entre ellos destacan los programas de inversiones en EEUU y la aprobación y puesta en marcha ya en el ejercicio 2021 del Fondo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea, denominado Next Generation EU, a través del cual se movilizarán 750.000 millones de euros financiados a través de la emisión de deuda comunitaria.

 Entre las principales incertidumbres que emergen tras la crisis sanitaria y económica se encuentran el gran aumento de la deuda pública y el fuerte repunte inflacionario. La deuda alcanza niveles de récord tanto en las economías desarrolladas como en las emergentes, en las primeras superando ampliamente el 100% del PIB y en las segundas acercándose ya a esos niveles, tras el salto experimentado en 2020 y 2021. La inflación, por su parte, se ha convertido en el otro gran quebradero de cabeza de la recuperación, ya que las economías avanzadas han experimentado subidas de precios interanuales entre el 4% y el 7% desconocidas desde hace décadas y con gran incertidumbre sobre su persistencia y duración y sobre sus consecuencias sobre las políticas practicadas por los bancos centrales.

BOLSAS E ÍNDICES INTERNACIONALES

Al igual que ocurrió en los últimos meses del año anterior, las Bolsas mundiales han reflejado con alzas la recuperación económica global que se ha traducido de forma generalizada en una mejora de los resultados de las empresas cotizadas. Los principales índices mundiales han acumulado en 2021 ascensos de entre el 16% y el 21%, con una fuerte reducción de la volatilidad respecto al ejercicio precedente.

Las Bolsas europeas han anotado ganancias generalizadas impulsadas por la fuerte recuperación experimentada por las principales economías, los programas de impulso fiscal para superar la crisis del Covid-19 y el mantenimiento de la política monetaria expansiva por parte del BCE. El indicador que agrupa los principales valores cotizados en los países de la Unión Monetaria, el EuroSTOXX 50 ha subido un 21,0% en 2021 siendo superado incluso por el STOXX Europe 600, referencia amplia para el conjunto del continente, con un ascenso del 22,3% que refleja que el favorable comportamiento de las Bolsas no se ha limitado al conjunto de los mayores valores cotizados. Mejorando el registro del EuroSTOXX 50 se encuentran los índices de Austria (+38,9%), Francia (+28,9%), Países Bajos (+27,8%) y Noruega (+24,4%). Con rentabilidades ligeramente por debajo del indicador estánlos índices de países como Suiza (+20,3%), Bélgica (+19,0%), Alemania (+15,8%), Reino Unido (+14,3%) y Portugal (+13,7%), y. El Ibex 35 español ha quedado más rezagado con una rentabilidad del 7,9%.

Los mercados norteamericanos han anotado un año más alzas superiores a los dos dígitos con nuevos récords históricos. La fuerte recuperación de la economía y los grandes programas de apoyo fiscal han podido más que los temores a la inflación y el inicio por parte de la Fed de una progresiva reducción de las compras de activos de deuda. Sus principales índices han alcanzado en 2021rentabilidades en línea o por encima de la media mundial: el Dow Jones ha subido un 18,7%, el S&P 500 un 26,9% y el Índice Nasdaq 100 de componente tecnológico, un 26,6%, su duodécimo año consecutivo con ganancias. También dentro de los mercados desarrollados, el índice Nikkei de Japón ha registrado ganancias moderadas del 4,9%, por debajo de los índices mundiales globales. Por el contrario, el año no ha sido favorable para el conjunto de mercados emergentes, con una caída del 4,6% en el índice global MSCI EM, y con Latinoamérica bajando un 13,1% como consecuencia especialmente de un ritmo de vacunación más lento que ha afectado a las principales economías. Igualmente, los mercados bursátiles emergentes de Asia no han podido consolidar el gran ejercicio del año anterior y han arrojado pérdidas en conjunto del 6,6% por los efectos sobre las economías de las restricciones a causa de las nuevas oleadas de la pandemia y un menor grado de vacunación.

INVERSIÓN EN ACCIONES ESPAÑOLAS: CAPITALIZACIÓN, NEGOCIACIÓN, LIQUIDEZ Y DIVIDENDOS

La Bolsa española ha vivido un ejercicio más optimista en 2021. Todos los índices más representativos de la familia IBEX han crecido en porcentajes que van desde el 1,77% del IBEX Small Cap al 14,94% del IBEX Top Dividendo. El indicador más representativo, el IBEX 35®, ha crecido un 7,93% anual. El efecto positivo de la recuperación de la remuneración al accionista ha sido relevante en este ejercicio y el indicador que agrupa los valores con mayor rentabilidad por dividendo, el IBEX Top Dividendo, se revalorizó un 14,94%. Por su parte, el IBEX 35® con Dividendos, que reinvierte en el mismo índice los dividendos, suma casi tres puntos de rentabilidad adicional al indicador principal hasta el 10,78%.

 Por tamaño de las empresas incluidas, el mayor ascenso de la familia de índices IBEX lo ha registrado el IBEX Growth Market All Share, con un incremento anual del 10,55%. Por su parte, el FTSE4Good IBEX ha subido un 10,18%.

Entre los sectores de mayor peso en el mercado español, destaca el comportamiento de los bancos cotizados, cuyo indicador sectorial ha recuperado casi un 21% en 2021, mientras el subsector de electricidad y gas ha rebajado su cotización conjunta un 4,16%, afectado por la incertidumbre regulatoria que ha sacudido el mercado eléctrico español durante el año.

La capitalización o valor de mercado conjunto de las empresas cotizadas en la Bolsa española ha vuelto a situarse por encima del billón de euros, 1,08 billones al cierre del año, lo que supone un crecimiento del 14,19%, impulsada sobre todo por el alza de las cotizaciones, pero también por las nuevas incorporaciones al mercado. Desde el punto de vista sectorial, el mayor crecimiento de capitalización lo han experimentado Tecnología y Telecomunicaciones con un 21,3% (+15.500 millones de euros) y Servicios Financieros de la mano de los bancos, con un 18,3% de incremento anual (+24.800 millones).

El aumento de la capitalización se ha producido en paralelo a un movimiento inverso del número total de empresas admitidas a cotización en los distintos mercados y plataformas, que ha pasado de 2.738 el 31 de diciembre de 2020 a 2.585 al finalizar 2021. La caída obedece fundamentalmente al éxodo de SICAVs que ya empezó en 2015 cuando se llegó a las 3.373 cotizadas, hasta las 2.284 actuales tras haber desaparecido 163 SICAVs en el año. El mayor crecimiento en términos relativos lo ha experimentado BME Growth, que cuenta con 127 compañías y una capitalización de mercado de 19.060 millones de euros, casi un 19% más que el año pasado y más del doble que hace cuatro años.

La negociación de acciones cotizadas en 2021 ha alcanzado un importe de 378.435 millones de euros y un total de 45,1 millones de negociaciones de mercado. Estos importes han presentado descensos, tanto en efectivo negociado (-11,9%) como en el número de negociaciones intermediadas (-19%), respecto a sus valores del ejercicio 2020. Mejor comportamiento relativo que el agregado global han tenido las empresas de menor dimensión, la negociación de las compañías del IBEX Small Cap solo ha reducido su negociación un 3,4% en el año y las acciones de empresas encuadradas en BME Growth, han aumentado su volumen un 22,5%.

La Bolsa española se mantiene como el referente de ejecución y liquidez para la contratación de valores españoles y el conducto por el que las empresas completan sus operaciones corporativas y cubren sus necesidades de financiación en forma de capital. El marco de transparencia y seguridad jurídica que ofrece un mercado regulado resulta decisivo a la hora de canalizar operaciones de inversión. La cuota de mercado de BME en la contratación de valores españoles se ha mantenido por encima del 70% durante el año y alcanzó en diciembre el 70,4%, al tiempo que presentaba las mejores métricas de ejecución frente a plataformas alternativas de contratación en horquillas de compraventa, profundidad del libro de órdenes y mejor precio disponible para la ejecución, confirmándose como el referente de negociación y liquidez de sus valores cotizados.

 Los dividendos de las empresas cotizadas españolas tienen históricamente una gran relevancia. Desde hace años el mercado español lidera de forma mantenida entre las Bolsas desarrolladas en rentabilidad por dividendo, uno de los atractivos del mercado para los inversores internacionales que son propietarios de prácticamente el 50% del valor de las acciones españolas cotizadas, 16 puntos porcentuales más que hace 13 años. La recuperación de la actividad financiera también se ha dejado notar en el capítulo de retribución al accionista. Las compañías españolas cotizadas con mayor tradición en términos de políticas retributivas generosas han buscado fórmulas para mantenerlos en lo posible o volver a su filosofía tras las anomalías impuestas por las circunstancias en 2020.

En conjunto, la retribución al accionista en 2021 en la Bolsa española ha aumentado un 9,4% respecto al año anterior. Se han distribuido 20,475 millones de euros a través de las cuatro fórmulas más usadas por las empresas cotizadas para repartir beneficios retenidos con sus accionistas: dividendos en efectivo, dividendos satisfechos con acciones (scrip), devolución de primas de emisión y reducción de capital con devolución de aportaciones.

En 2021 caen los pagos de dividendos con acciones (scrip). Se han distribuido acciones por valor de 4.716 millones de euros que equivalen al 24,5% del total de dividendos repartidos.

Otra fórmula de retribución al accionista que ha crecido este año ha sido la recompra de acciones y su posterior amortización. Esta modalidad, con mucha tradición en Estados Unidos, está experimentado un alto crecimiento en Europa. En España, la amortización de acciones ha alcanzado los 3.581 millones de euros, correspondientes a la amortización de 391 millones de títulos de 17 empresas cotizadas. Las operaciones de recompra de acciones anunciadas y ejecutadas anticipan volúmenes importantes de amortización para el año 2022.

FINANCIACIÓN EN FORMA DE CAPITAL: INVERSORES, AMPLIACIONES, OPVS Y SALIDAS A BOLSA

 

La base inversora de la Bolsa española se mantiene amplia y diversificada con los inversores internacionales como grupo más importante, con un 49,9% de participación en el capital del conjunto de compañías cotizadas, y con los inversores individuales o familias como propietarios del 17,1% de acuerdo con datos de cierre de 2020. Gracias a la confianza de los inversores y al potencial de las empresas, la Bolsa española ha ocupado tradicionalmente una posición relevante en el concierto internacional en materia de financiación a las empresas en forma de capital.

Esta nueva financiación en forma de capital y de salidas a Bolsa han sido puntos fuertes del mercado de valores español en 2021. Las ampliaciones de capital han registrado su mejor año desde 2016. Hasta diciembre se contabilizaron 97 operaciones con recursos captados por valor de 21.003 millones de euros, frente a los 15.791 millones de 2020. El crecimiento es del 33% y las compañías han captado recursos destinados fundamentalmente a nuevos programas de expansión de sus negocios y realizar operaciones de fusión y adquisición de otras compañías.

Como ejemplos de ampliaciones que se han realizado para llevar a cabo adquisiciones, encontramos a Colonial o Cellnex, que protagonizó la mayor ampliación de capital por un importe de 7.000 millones de euros. Por su parte, Caixabank y Unicaja han utilizado este mecanismo para sus fusiones con Bankia y Liberbank, respectivamente, a través del canje de acciones emitidas en ampliaciones de capital.

 En cuanto a las salidas a Bolsa, en 2021 se han incorporado a las plataformas de BME 19 nuevas compañías, de las cuales 3 lo han hecho en la Bolsa (Acciona Energía, Ecoener y Línea Directa) y el resto en BME Growth. En conjunto, se han captado 2.933 millones de euros, cifra que deja atrás tres años anteriores con colocaciones inferiores a los 1.000 millones de euros. En términos comparables con otras Bolsas y con las métricas utilizadas por la Federación Internacional de Bolsas (WFE), los nuevos flujos de inversión y financiación en acciones canalizados por las plataformas de BME en 2021 han ascendido a algo más de 32.140 millones de dólares valorados a su precio de admisión y convertidos al cambio medio euro/dólar de cada mes entre enero y diciembre. Esta cifra casi dobla a la anotada en 2020 y posiciona a BME, un año más, entre los principales mercados de valores del mundo en este capítulo, donde sistemáticamente aparece entre los 15 mejores del mundo.

INVERSIÓN SOSTENIBLE A TRAVÉS DE LA RENTA VARIABLE ESPAÑOLA

La pandemia ha acelerado una tendencia que ya venía tomando mucho impulso en los años previos: la necesidad de incorporar el concepto de sostenibilidad a todas las decisiones de las cadenas de inversión y producción.

Desde todas las instancias políticas, sociales y económicas implicadas en la transición hacia una economía más sostenible se reconoce el papel esencial que los mercados financieros y de capitales deben jugar en el proceso y en este contexto también los mercados de valores tienen un importante papel que jugar y la Bolsa española ha tomado desde hace años decisiones que apoyan esta idea de promover un futuro de empresas e inversiones sostenibles como parte esencial de conformación del futuro.

Desde 2008, el mercado de acciones gestionado por BME pone a disposición de los inversores el índice FTSE 4Good IBEX® en colaboración con el prestigioso gestor mundial de índices financieros FTSE Group. Este indicador es una potente herramienta que permite a los inversores identificar e invertir en aquellas compañías que cumplen con estándares globales de responsabilidad corporativa.

Un reflejo del creciente compromiso de las compañías cotizadas con la inversión sostenible es el hecho de que, desde su creación en 2008, el índice FTSE4Good IBEX® ha expandido el número de componentes desde las iniciales 27 compañías a 46 en 2021, con un avance mayor en los años más recientes.

También a finales de noviembre tuvo lugar el lanzamiento por parte de BME del índice IBEX GENDER EQUALITY, diseñado para medir la evolución bursátil de aquellas compañías cotizadas en Bolsa española con exposición a la igualdad de género en España. El índice selecciona aquellas compañías cotizadas cuyo Consejo de Administración esté formado por entre un 25% y un 75% de mujeres, y cuente con entre un 15% y un 85% de mujeres en la alta dirección. El índice no tiene un número fijo de componentes, sino que irá incorporando compañías en sus revisiones anuales a medida que éstas vayan cumpliendo los umbrales mínimos establecidos. La serie histórica muestra una revalorización positiva para este índice del 5,9% en 2021, cercana a la del índice IBEX 35®. El índice IBEX GENDER EQUALITY está formado por 31 compañías.

BME GROWTH Y ENTORNO PRE MERCADO

El mercado de BME dirigido a empresas de tamaño pequeño y mediano en crecimiento, creado en 2006 como Sistema Multilateral de Negociación (SMN), pasó el 3 de septiembre de 2020 a denominarse BME Growth tras conseguir por parte de la CNMV el reconocimiento de la categoría europea de Growth Market, en España denominado Mercado de Pymes en Expansión.

Esta nueva categoría se desarrolla en el marco de la iniciativa Capital Markets Union (CMU), que recogía MiFiD II con el objetivo de impulsar la financiación de las empresas de menor tamaño a través de su presencia en los mercados financieros y homogeneizar los estándares de calidad y transparencia entre los mercados growth de Europa. Se simplifica también la regulación para adaptarla a este tipo de compañías.

 A lo largo del año 2021 se han incorporado 16 compañías a BME Growth. En conjunto, el mercado cerró 2021 con 127 compañías (8 más que el año precedente) y una capitalización o valor de mercado de 19.060 millones de euros, un 19,1% más que el año anterior y más del doble que hace sólo 4 años.

La financiación captada por las empresas de BME Growth mediante ampliaciones ha experimentado en el año un crecimiento del 124%, con un importe total que ha ascendido hasta los 960 millones de euros. El importe captado por las empresas que cotizan en el segmento de empresas en expansión ha registrado sus niveles más elevados desde la creación en 2009 de este mercado con 48 ampliaciones por valor de 441 millones de euros, lo que supone un crecimiento anual del 232%. Por su parte, el segmento SOCIMI registró 519 millones de euros en 32 operaciones, creciendo un 75% frente a 2020.

El conjunto de empresas en expansión negociadas en BME Growth presentan una composición sectorial que esboza el que puede ser el camino de transformación de la base económica en España y también en el mundo. Los sectores tecnológicos, biotecnología y salud, ingeniería, de telecomunicaciones y renovables son los más representados.

Reseña destacada merece un año más el papel creciente que está asumiendo el Entorno Pre Mercado (EpM) en el acercamiento de empresas e inversores al ecosistema de financiación e inversión que representan los mercados de valores. Para ello, las empresas que forman parte de él, de todo tipo de sectores, cuentan con el apoyo de partners especializados en diferentes áreas estratégicas que les imparten la formación necesaria para alcanzar el nivel de competencia que les permita dar el salto a los mercados financieros.

En 2021 se han incorporado al EpM otras 9 nuevas empresas y 5 nuevos partners que intervienen en la cartera de servicios que son ofrecidos a las empresas. Con las empresas incorporadas en 2021 ya son cerca de 30 las que han participado o participan de los soportes ofrecidos por los 20 partners del EpM para su desarrollo. Tres de ellas ya han dado el salto al mercado, concretamente a BME Growth, la última el Club de Fútbol Intercity, que debutó en octubre y se convirtió en el primer equipo de fútbol cotizado en España.

OPERACIONES CORPORATIVAS: OPAS Y OTRAS M&A

En línea con lo sucedido en el resto del mundo tras la ralentización sufrida durante buena parte del año anterior, el mercado español de control de empresas y M&A se ha acelerado a lo largo de 2021 concentrándose en los sectores financiero, farmacéutico, energías renovables, tecnología y telecomunicaciones, e inmobiliario.

Durante el año se han materializado importantes operaciones de concentración en el sistema bancario español. Por una parte, Caixabank y Bankia culminaron la fusión que ya anunciaron en 2020. Con esta operación, la nueva entidad se ha convertido en el nuevo líder del mercado nacional por número de clientes y activos y permite al Gobierno español recuperar parte de la inversión que hizo en Bankia a través del FROB. Por otro lado, se completó también la fusión de Unicaja y Liberbank que dio a lugar al quinto banco español por volumen de activos.

También se han reactivado las Ofertas Públicas de Adquisición (OPAs) en el mercado después de la escasa actividad que se registró durante 2020. De esta manera, se han realizado cuatro operaciones, de las cuales dos han sido totales (100% del capital), una parcial y una OPA de exclusión. Entre las operaciones destaca la OPA parcial sobre el 22,7% del capital de Naturgy Energy Group por parte del fondo australiano de pensiones IFM, que finalizó con la adquisición por parte de IFM del 10,83% del capital de la energética, lo que supuso un valor de operación de 2.318 millones de euros. También relevante ha sido la OPA realizada sobre el 100% del capital de Euskaltel por parte de Kaixo Telecom, sociedad del grupo MásMóvil, por un importe cercano a los 2.000 millones de euros. Pendientes de resolución se encontraban al cierre del año operaciones sobre Solarpack y Zardoya Otis.

RENTA FIJA: FINANCIACIÓN E INVERSIÓN

Los mercados españoles de deuda pública y corporativa han vuelto a tener un papel relevante en 2021, mantenido su capacidad de financiar tanto a las Administraciones Públicas y como a las empresas con volúmenes muy elevados de fondos y en condiciones de tipos de interés y plazos muy favorables, todavía con el apoyo de las políticas monetarias expansivas del Banco Central Europeo.

Tanto el mercado español como los principales mercados mundiales de deuda pública y corporativa han ido reflejando a lo largo del ejercicio el efecto de factores contrapuestos que han tenido como efecto una reducción significativa de los niveles de volatilidad en comparación con ejercicios anteriores. Por un lado, el mantenimiento durante la mayor parte del año de las medidas de adquisición de activos por parte de los bancos centrales; por otro, la reactivación económica y los temores derivados de niveles de inflación elevados y de duración incierta.

 En Europa, el bono alemán a 10 años (bund) ha seguido manteniendo su condición de activo refugio, con rentabilidades negativas a lo largo de todo el ejercicio, pero acercándose a rentabilidades positivas en algunos momentos del año. Por su parte, el bono español a 10 años arrancaba el año en el 0,02%, ascendía hasta un máximo del 0,62% en mayo, en plena quinta ola del Covid-19, volvía moderarse posteriormente hasta niveles del 0,40% y cerraba el año repuntando de nuevo hasta el 0,56%. La prima de riesgo de los bonos españoles, que en los peores momentos de la crisis sanitaria y económica ha llegado a superar los 150 puntos básicos (1,5%), se ha mantenido en una estrecha banda entre los 55-75 puntos básicos (0,55% y 0,75%) acercándose al cierre del año a la parte alta de la banda.

El volumen de deuda pública española emitida y admitida a negociación en el mercado regulado de Renta Fija de BME en 2021 ha alcanzado los 266.252, un 3% menos que el año anterior. Se frena de este modo el elevado ritmo de emisión del sector público en el conjunto del año anterior (+36%) para hacer frente a los efectos del Covid-19, que llevó la deuda pública española al cierre del año 2020 hasta el 120% del PIB, con un crecimiento de más de 24 puntos porcentuales.

A pesar del mantenimiento de un elevado volumen de emisiones públicas, el coste medio de las nuevas emisiones en el año se ha reducido hasta el -0,04%, por debajo del 0,18% del conjunto del año anterior. También el coste medio de toda la deuda pública viva ha caído hasta el 1,65%, por debajo del 1,88% del año anterior.

En el conjunto del año, la negociación de deuda pública en la plataforma SENAF reservada a Creadores de Mercado especializados ha aumentado un 42%, hasta 184.017 millones de euros, y el número de operaciones cruzadas, un 12,5%, hasta superar las 26.000. En conjunto, los volúmenes de deuda pública negociados en las plataformas de BME en 2021 han alcanzado los 233.651 millones de euros.

 El saldo vivo total de deuda pública española en el mercado regulado de Renta Fija se situaba al cierre de diciembre en 1,24 billones de euros, con un crecimiento del 6% sobre la misma fecha del año anterior. El saldo de deuda pública extranjera a la misma fecha se reducía un 2,1% hasta los 4,6 billones de euros.

Por su parte, la admisión de deuda pública extranjera en el mercado de Renta Fija de BME ha crecido hasta superar los 786.751 millones de euros en 2021, un 5,8% más que en el año anterior.

 La deuda corporativa ha vivido un ejercicio caracterizado por las bajas rentabilidades y una reducida volatilidad, lejos ya de las oscilaciones del año precedente. El volumen de deuda privada española emitida y admitida a cotización en el Mercado regulado en2021 ha alcanzado los 113.124 millones de euros, con una caída del 5,2% frente al año anterior. A diferencia de lo sucedido el año anterior, durante el ejercicio 2021 las empresas han aprovechado las favorables condiciones del mercado para emitir a mayor plazo y destaca el crecimiento de las emisiones de deuda a medio y largo plazo, que crecen un 84,7% hasta los 37.603 millones.

RENTA FIJA ALTERNATIVA: MARF

El Mercado Alternativo de Renta de Fija de BME (MARF) se diseñó a raíz de la crisis financiera y de deuda soberana y se puso en marcha a finales de 2013 como un Sistema Multilateral de Negociación para facilitar las emisiones de Renta Fija de empresas de diversos tamaños, muchas de las cuales no tenían presencia en los mercados de capitales antes de emitir en este mercado. Desde su puesta en marcha hasta 2021 ya son 117 las empresas que han acudido a él para financiarse, seis de ellas portuguesas, y otras cuatro procedentes de Holanda, Reino Unido, Alemania y Canadá. Con un crecimiento sostenido en sus 7 años de funcionamiento, ha adquirido un gran protagonismo dentro de las alternativas que están contribuyendo a impulsar la diversificación de las fuentes de financiación empresariales en España.

El volumen de emisiones y admisiones incorporadas al MARF en 2021 ha alcanzado los 13.850 millones de euros, cifra que supone un aumento del 44% sobre el año anterior.

Al cierre del mes de diociembre, el saldo vivo de emisiones ascendía a los 9.645 millones de euros, un 82% más que en la misma fecha del año anterior, con un equilibrio entre emisiones de bonos vivas por valor de 5.642 millones de euros repartidos en 61 emisiones y 4.002 millones de euros en 386 tramos emitidos dentro de los programas de pagarés en vigor. Hasta diciembre, 23 empresas acudían por primera vez al mercado MARF para cubrir necesidades de financiación a través de la emisión de la Renta Fija, alcanzándose de este modo una cifra de 117 emisores en el MARF desde su creación.

Entre los hitos del ejercicio destaca la superación en el mes de abril de la cifra emblemática de los 100 emisores desde la creación del MARF a finales de 2013. Un trabajo realizado en la Universidad de Sevilla, titulado “El MARF y su contribución al crecimiento empresarial”, hace balance de los primeros años de este mercado de BME y esos 100 primeros emisores. Entre todos ellos alcanzan una cifra de negocio de 78.000 millones de euros con cifras homogéneas de 2019, mantienen 380.000 puestos de trabajo y generan unos beneficios de 21.000 millones de euros. El 65 % de los emisores del MARF son empresas no cotizadas, el 4% cotizan en BME Growth y el 31% restante lo hace en el mercado principal de la Bolsa española.

BONOS VERDES, SOCIALES Y SOSTENIBLES

La financiación sostenible ha experimentado un gran impulso en 2021 en todo el mundo, sobre todo en términos de emisión de bonos verdes, sociales, sostenibles y vinculados a la sostenibilidad. Estas emisiones podrían alcanzar por primera vez a nivel global un volumen de un billón de dólares en 2021, casi duplicando las cifras del año anterior.

Entre los hitos del año destaca la mayor emisión hasta la fecha, la realizada en octubre por la Unión Europea en el marco del Fondo de Recuperación y Resiliencia en bonos verdes por importe de 15.000 millones de euros a 15 años.

En la primera mitad de 2021 la emisión de bonos verdes, sociales y sostenibles en España supera los 15.000 millones de euros, según datos de AFME y del Observatorio de la Financiación Sostenible (OFISO), cifra que crece un 70% respecto al mismo periodo del año anterior y ya supera el total emitido en 2020. Mantiene de este modo su posición entre los 10 primeros mercados de referencia a nivel mundial en emisiones de bonos verdes, sociales, sostenibles y ligados a la sostenibilidad realizados por entidades nacionales.

En los mercados y plataformas de Renta Fija gestionados por BME se han admitido a negociación 31 emisiones de renta fija verdes, sociales y sostenibles por un importe total de 12.790 millones de euros. Al cierre de 2021 eran 63 las emisiones vivas de este tipo en BME.

En el mercado de renta fija MARF, adaptado a las necesidades de empresas de mediano tamaño, también se han acelerado las emisiones verdes sociales y sostenibles. En 2021 son 10 las emisiones vivas en el mercado tras la incorporación de empresas de energía como Greenalia, Valfortec, Audax Renovables y Biodiesel de Aragón, o industriales como Pikolin o Elecnor.

DERIVADOS FINANCIEROS Y NO FINANCIEROS: FUTUROS Y OPCIONES

El mercado español de derivados, MEFF, mantiene en 2021 su apuesta por la diversificación con la consolidación de los derivados sobre electricidad y el incipiente mercado de futuros sobre divisas xRolling FX®.

El conjunto de las Opciones y Futuros sobre subyacentes de Renta Variable ha reducido un 18% su volumen negociado en 2021 hasta los 33,2 millones de contratos en un contexto marcado por una menor volatilidad en el mercado de contado. Así, la volatilidad implícita en 2021 se ha reducido casi 9 puntos, hasta un promedio diario del 17,4%, de acuerdo con el Índice de volatilidad VIBEX®, frente al 26% del conjunto de 2020.

Ha destacado en el año la recuperación de los contratos negociados de Futuros sobre Acciones, con un aumento del 3,4%, hasta los 11,3 millones, así como de la posición abierta, que ha crecido un 33%. También se ha incrementado la negociación de los contratos para cobertura de pagos de dividendos sobre acciones individuales del mercado español, impulsada por la recuperación del pago de dividendos de las entidades bancarias cotizadas tras la autorización del BCE. La negociación de contratos de Futuro sobre Dividendos de Acciones se multiplicaba por tres en el año.

Por su parte, los Derivados sobre Electricidad negociados en MEFF se han visto impactados por las alzas de precios y el gran aumento de la volatilidad que han caracterizado al mercado eléctrico español durante 2021 a raíz de la mejora de la situación sanitaria con la consiguiente recuperación económica, y por las tensiones y alzas de precios en los mercados mundiales de materias primas, particularmente del gas natural. Dado que el mercado de contado español es marginalista, el precio del gas ha impactado en los precios de la electricidad no sólo en el mercado del contado sino también en el de Futuros con efectos sobre la liquidez. En los contratos de Futuro, que permiten la cobertura a plazo de los operadores que participan, los volúmenes negociados se han mantenido en niveles ligeramente inferiores a los del año anterior, con 26,6 millones de MWh., mientras aumenta un 15% la posición abierta hasta los 9,4 millones de MWh.

El mercado de contratos de Futuros sobre Divisas xRolling FX® cumple su segundo año completo de actividad enmarcado en la estrategia del mercado español de derivados MEFF de poner en valor su experiencia como mercado regulado y supervisado por la CNMV, con un sistema de negociación contrastado y con décadas de experiencia y la seguridad que proporciona una Entidad de Contrapartida Central.

Los Futuros sobre Divisas son productos de uso sencillo y directo como inversión y especialmente como instrumento de cobertura de los riesgos en divisa tanto de empresas que importan y exportan como de inversiones financieras realizadas en divisa distinta del euro. El volumen efectivo negociado representado por los 27.207 contratos negociados en el mercado ha superado los 277 millones de euros en 2021, con un crecimiento del 29% sobre el año anterior. En septiembre se alcanzaba un nuevo récord mensual del número de contratos intercambiados, con 3.681, y también ha aumentado el número de clientes activos hasta una media mensual de 80.

CLEARING

BME Clearing, en su calidad de Entidad de Contrapartida Central de BME, ofrece servicios de compensación en cinco segmentos: los instrumentos derivados financieros de Renta Variable y divisas, las operaciones de compraventa de valores negociados en la Bolsa, las operaciones de compraventas simultáneas (Repos) de Deudas Soberanas europeas, los instrumentos derivados sobre electricidad y gas natural, y los derivados sobre tipos de interés.

En el área de Derivados financieros en 2021 ha habido un total de 8.737 operaciones y 26.766 contratos, frente a las 4.934 operaciones y 21.793 contratos del año anterior, lo que ha supuesto un aumento del 77% y del 23% respectivamente.

LIQUIDACIÓN

La actividad de liquidación y registro registra unas cifras en línea con los años anteriores. El número de instrucciones procedentes de la operativa bursátil liquidadas en Iberclear ha bajado en el año un 8,7%, con una media mensual de 0,60 millones de operaciones, mientras que la media diaria del efectivo liquidado fue de 6.036 millones, un 0,31% más.

Los proyectos regulatorios han marcado la actividad de esta área. En mayo de este año, el Ministerio de Asuntos Económicos sometió a consulta pública un anteproyecto de Ley del Mercado de Valores y de los Servicios de Inversión y de tres reales decretos de desarrollo, con el objetivo de llevar a cabo la trasposición de distintas Directivas europeas y acometer reformas importantes para mejorar la competitividad de los mercados de valores españoles. En el marco de esta reforma, CNMV solicitó a Iberclear crear y liderar un Grupo Técnico con presencia de las entidades principales del sector en España que analizará los impactos operativos que se deriven de la nueva legislación en el marco de la post contratación en España.

REGIS-TR

REGIS-TR conserva su posición de liderazgo dentro de los repositorios más grandes de Europa, con más de 2.000 clientes europeos en 37 países. En 2021 ha procesado más de 3.200 millones de operaciones y continúa ganando importancia en el mercado con una oferta de servicios amplia y convincente.

En septiembre de 2021, se firmó un acuerdo por el cual Iberclear adquirirá la participación del 50% de Clearstream (Deutsche Boerse) en REGIS-TR y se convertirá así en el único accionista, integrando el negocio de REGIS-TR en SIX. Se espera que la transacción se cierre durante el primer semestre de 2022.

Copyright® BME 2022
[ http://www.bolsasymercados.es ]